martes, 4 de marzo de 2014

Rusia unirá su territorio con un puente a la península de Crimea.



El primer ministro ruso, Dimitri Medvedev, ha anunciado que Rusia llevará adelante el proyecto de construcción de un puente sobre el estrecho de Kerch, que separa la península de Crimea del territorio de Rusia, firmado con el anterior Gobierno ucraniano.

El anuncio de Medvédev coincide con la gran tensión en esa región autónoma ucraniana, donde las tropas rusas están hostigando a las fuerzas ucranianas para tomar el control.

"Hemos adoptado decisiones que son vinculantes, en particular documentos que fueron firmados en diciembre del año pasado que no han sido modificados ni denunciados por nadie", dijo el primer ministro ruso, en referencia al puente sobre el estrecho de Kerch, citado por las agencias rusas.

En una reunión con la cúpula del Gobierno en las afueras de Moscú,Medvédev recalcó que Ucrania "ha sido, es y será un socio económico-comercial muy importante para Rusia, y el ejecutivo debe ocuparse precisamente de estos asuntos".

El acuerdo para unir con un puente Crimea -poblada mayoritariamente por rusos étnicos- con el territorio ruso fue suscrito entre otros proyectos de cooperación con el Gobierno del depuesto presidente ucraniano, Víktor Yanukóvich, actualmente refugiado en Rusia.

 Una joya estratégica con corazón ruso y bandera ucraniana.

La península de Crimea, situada en la costa norte del mar Negro, es la única república autónoma de Ucrania y tuvo una Constitución independiente hasta 1995. Con una superficie de unos 26.000 kilómetros cuadrados, su población de dos millones de habitantes es mayoritariamente rusohablante. Su importancia estratégica radica en que en su territorio, en la ciudad de Sebastopol, está la principal base de la flota rusa en el Mar Negro, además de existir una fuerte identidad rusa. Con las convulsiones nacionalistas en Kiev y el Oeste de Ucrania, Crimea se ha convertido junto con Jarkov y Donetsk enuno de los bastiones de los que se oponen a ellos y apuestan por mantener los vínculos por Rusia y puede ser el siguiente foco de violencia.

Crimea es una península con costas en el Mar Negro y el Mar de Azov.El control de estas aguas ha sido clave para Moscú desde la época de los zares, pues así domina el este de Europa y el oeste de Asia: por eso Crimea es una reducción en forma de península de lo que es Rusia como potencia.
Un 'regalo' de rusia

Con la desintegración de la URSS, los ucranianos se encontraron con un importante puerto militar en su territorio. Entre 1992 y 1997, la Flota del mar Negro tuvo el estatuto de la flota conjunta ruso-ucraniana, pero finalmente fue repartida entre los dos países. Al principio Rusia no reconoció la soberanía ucraniana sobre Sebastopol, arguyendo que jamás había estado integrada en Ucrania al estar sujeta al estatus de base militar. Finalmente se reconoció la soberanía de Ucrania sobre todo el territorio.

La armada ucraniana es casi insignificante y está muy descuidada. A día de hoy la permanencia de la flota rusa ha hecho que la vida cotidiana de la zona gire en torno a Rusia. Al fin y al cabo Crimea no ha sido siempre un territorio ucraniano, más bien al contrario. Cuando surgió de la URSS Crimea se convirtió en república autónoma más dentro de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas. Después quedó bajo control alemán durante gran parte de la II Guerra Mundial tras la invasión en 1941 al final de la guerra fue recuperada por los rusos.

El colaboracionismo con Alemania de los administradores tártaros de Crimea fue lo que movió a Stalin a diluir su estatus y convertirla en 1954 en una región de la República Socialista Soviética de Ucrania. A partir de entonces los tártaros han dado la espalda a los intereses de Moscú siempre que han podido. Rusia quisiera recuperar Crimea, pero no quiere perder al aliado ucraniano para siempre.
Base en alquiler hasta 2042

Desde la caída de la URSS los dos países, Ucrania y Rusia, han tirado de Crimea cada uno hacia un lado. Desde 1995 Kiev controla la región, que goza de una cierta autonomía. Rusia reconoció el territorio como ucraniano, pero a cambio las dos naciones firmaron un tratado en 1997 que incluía un contrato de arrendamiento de 20 años (renovables) para el establecimiento de una base naval rusa en Sebastopol, donde la población sigue dependiendo de la actividad económica de los rusos. Hasta tal punto que el presidente Vladimir Putin inauguró personalmente durante su primer mandato una zona residencial en Sebastopol y entregó poco después un edificio de viviendas para oficiales de la Flota del Mar Negro.

De hecho en los últimos 20 años Rusia ha gastado millones de euros de su presupuesto en la construcción de viviendas para sus militares, algunos de los cuales al dejar el servicio incluso han solicitado la nacionalidad ucraniana, aunque sin aprender el idioma. Este débil equilibrio vence en 2042, año en el que acaba el convenio de la permanencia de la Flota rusa del Mar Negro en Crimea. Rusia quiere ampliar sus bases en el extranjero, y la débil situación de su aliado sirio hace importante cualquier puerto cálido en esta zona del planeta.

Ahora Kiev, envuelta en una febril actividad legislativa, ha rebajado el estatus de la lengua rusa en algunas regiones del país, motivando la protesta de regiones rusófonas.

En Simferopol, la ciudad más importante de Crimea, ha habido choques con manifestantes favorables a la nueva autoridad de Kiev. Muchos de ellos son musulmanes procedentes de la minoría tártara, que recelan siempre de los partidarios de la tutela de Moscú y de un sector de la población que vería con buenos ojos la anexión a Rusia para librarse de las injerencias de Kiev.

Rusia autoriza enviar su ejército a todo el territorio ucraniano.



  Putin pide permiso al Parlamento para enviar tropas a Ucrania
    El presidente ruso defiende ante Obama el derecho de su país 'a proteger sus intereses'
    El Consejo de la Federación Rusa (Parlamento) ha autorizado el envío de tropas a Ucrania
    Dos submarinos de guerra han sido avistados en las costas de Sebastopol, en Crimea.
    Militares armados con ametralladoras rusas toman posiciones junto al Parlamento
    El Consejo de Seguridad de la ONU se reúne de urgencia para tratar la crisis
    Se adelanta la convocatoria del referéndum de autonomía en Crimea al 30 de marzo
   

    Intensa jornada plagada de movimientos y declaraciones a consecuencia de la crisis en la estratégica península de Crimea, en Ucrania.

    Tras una jornada marcada por el incremento de la tensión política y militar, el Consejo de la Federación Rusa (la Cámara alta del Parlamento) ha autorizado por unanimidad el envío de tropas a todo el territorio ucraniano (y no sólo a Crimea), después de que el presidente Vladimir Putin solicitara la autorización a este mismo órgano.

    Dos submarinos de guerra han sido avistados en la costa de Sebastopol, violando el acuerdo naval entre Ucrania y Rusia, según fuentes militares ucranianas, citadas por la agencia Interfax. Esta fuente afirma que estos dos submarinos forman parte de la flota rusa del Báltico y han sido vistos en la bahía de Sebastopol, donde está la base naval del ejército ruso en Crimea.

    En esta región ya hay miles de soldados rusos, la mayoría procedentes de esta base del ejército ruso. El Kremlin ha destacado, no obstante, que la orden de intervención en Ucrania no se ha dado. Crimea es ahora el punto más caliente de la creciente tensión entre las dos naciones.

    El presidente interino de Ucrania, Alexandr Turchinov, ha convocado una reunión extraordinaria de todos los jefes de seguridad del país y ha ordenado el estado de máxima alerta de las Fuerzas Armadas del país ante la "agresión potencial", según informó el diario digital Unian. Se ha reforzado la vigilancia de las plantas atómicas, de los aeropuertos y de las instalaciones estratégicas de infraestructuras".

    Las presuntas amenazas para la vida de la población rusófona de Crimea que esgrime Moscú de cara al mundo "son inventadas y falsas", puntualizó, al subrayar que el nuevo Gobierno de Ucrania no se plantea ningún acto represivo contra los crimeanos que se nieguen a reconocer a las nuevas autoridades del país. Turchinov subrayó que el Consejo de Seguridad Nacional y Defensa ha trazado un plan de acción para el caso de una agresión militar directa por parte de Rusia, al tiempo que pidió a la población que mantenga la calma y la fe en Ucrania, aparcando cualesquiera diferencias, y no permita desordenes, provocaciones y saqueos.
    Putin pide permiso para movilizar sus tropas

    "Con motivo de la situación extraordinaria en Ucrania y para proteger las vidas amenazadas de los ciudadanos rusos, nuestros compatriotas", dice el comunicado del Kremlin, se pide "autorización a recurrir a las fuerzas armadas rusas en el territorio de Ucrania, hasta que se normalice la situación política en el país". Rusia ya había afirmado que respondería a la petición de ayuda a Putin lanzada por el primer ministro de la república autónoma de Crimea, Serguéi Axiónov.

    A primera hora de hoy, el jefe del ejecutivo de Crimea había pedido a Putin ayuda para "restablecer la paz y la tranquilidad" en la región, después de denunciar que soldados de la flota rusa del Mar Negro están montando guardia en algunos edificios importantes de la región. Los soldados tratan de hacerse con el control de una base de misiles antiaéreos.

    Desde Kiev, el ministro de Exteriores ucraniano, Andrij Deshchitsya, declaró a Interfax que Rusia se está negando a establecer un diálogo con Ucrania bajo el marco del acuerdo que existe entre ambos países para respetar las fronteras ucranianas.
    Referéndum para ampliar la autonomía de Crimea

    Axiónov fue nombrado primer ministro el pasado día 27 por el Parlamento de Crimea, que destituyó al anterior Gobierno y aprobó, además, la convocatoria de un referéndum para ampliar la autonomía de esta región, inicialmente convocado el 25 de mayo. Precisamente hoy mismo, el propio Axiónov ha anunciado el adelanto del referéndum para ampliar la autonomía al 30 de marzo.

    Además, el primer ministro de Crimea ha indicado hoy que ha puesto bajo su control, temporalmente, "las unidades y grupos militares del Ministerio del Interior, el Servicio de Seguridad, las Fuerzas Armadas, el Ministerio de Situaciones de Emergencia, la Flota, el Servicio Fiscal y la Guardia de Fronteras. Esta decisión la ha justificado señalando que en la región se han registrado disturbios por el empleo de armas de fuego y las estructuras de seguridad son incapaces de restablecer el orden de manera efectiva.
    Preocupación en la comunidad internacional

    Simultáneamente, el Gobierno de Kiev ha pedido urgentes acciones de la comunidad internacional para disuadir a Rusia de una intervención militar en territorio de Ucrania.

    En Estados Unidos, Obama ha reunido hoy a su equipo de seguridad nacional para examinar las opciones para solucionar la crisis política en Uranica y el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas está analizando la crisis en Ucrania. Los ministros de Exteriores de la UE se reunirán de urgencia el lunes para intentar elaborar una posición común respecto a la crisis.

    Ucrania ha pedido a la OTAN que estudie diferentes opciones para proteger su integridad territorial, afirmó el ministro de Exteriores Sergei Deshchiritsya. También ha solicitado a los líderes de las potencias mundiales que hablen con el presidente ruso, Vladimir Putin, para convencerle de que detenga el envío de fuerzas a Crimea yponga fin a la "agresión" que sufre el país. El presidente de EEUU, Barack Obama, se ha puesto este mismo sábado en contacto con el mandatario ruso para abordar la situación. Putin ha subrayado en esa conversación que Rusia "se reserva el derecho a proteger sus intereses".

    Por su parte, el primer ministro del Gobierno provisional de Ucrania, Arseni Yatseniuk, ha pedido a Rusia que devuelva a sus tropas en territorio de Crimea a sus bases pues su desplazamiento viola los acuerdos bilaterales. Según Kiev, Moscú ha desplegado alrededor de 6.000 soldados en Crimea.

    Yatseniuk hizo el llamamiento en la reunión que el Gobierno celebra este sábado, mientras medios de prensa ucranianos informan de que militares armados con ametralladoras utilizadas habitualmente por el Ejército ruso han tomado posiciones junto al Parlamento de Crimea en la capital, Simferópol.

    El embajador ucraniano en la ONU, Yuriy Sergeyev, dijo a los periodistas que "todavía hay una posibilidad de que los líderes mundiales hablen con el presidente Putin para evitar un mayor deterioro de la situación".

    FUENTE: ElMundo.es

fuente: http://lageografiaweb.blogspot.com.ar/


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.